A lo largo de los últimos años, en torno a la música, hay algo que se repite constantemente. A través de miles y miles de estudios, se ha podido demostrar que la música aporta grandes beneficios a nuestra vida. Todo ellos han llegado a la misma conclusión. Y lo mejor de todo es que es muy buena para cualquier edad. Favorece el desarrollo de los más pequeños y ayuda a mantener el cerebro joven, entre otras muchas cosas.

Desde nuestra Escuela de Música en Madrid, nos gustaría aprovechar nuestro blog musical para destacar alguno de estos factores que pueden mejorar nuestras vidas a golpe de notas e instrumentos. Gracias a un exhaustivo trabajo de investigación, hemos hecho dos listados con los beneficios que más nos han gustado. Tanto para niños como para personas de mayor edad:

Niños

  1. Mejora la memoria y la concentración
    Gracias a la práctica de la música, los más pequeños aprenden a recordar y reproducir todo lo que han ensayado. Una actividad divertida que además refuerzas estas dos competencias.
  2. Estimula su creatividad
    Tal y como indican varios estudios, la práctica y reconocimiento de patrones rítmicos potencia la región creativa del cerebro, desarrollando también su imaginación.
  3. Mejora la comunicación
    Potencia tanto el lenguaje hablado como el lenguaje corporal. A través de la repetición a la hora de cantar piezas, los niños desarrollan el lenguaje y aprenden a comunicarse.
  4. Desarrollo intelectual
    A través de la música, los niños complementan su educación con un arte completamente creativo que les exige esforzarse a la hora de memorizar partituras y obras. De ese modo, junto con la práctica musical, se favorece su desarrollo.
  5. Sociabilidad
    Gracias a las clases de música, los más pequeños tendrán la oportunidad de interactuar con otros niños y adultos, dándoles más oportunidades de sociabilizar.
  6. Implantación de rutinas
    La enseñanza musical conlleva la repetición y práctica de cualquier tipo de obra, por lo que refuerza la implatación de rutinas, haciendo que se vuelva más disciplinado.
  7. Seguridad y confianza
    El aprendizaje musical aporta al niño un mayor amor propio de una manera divertida. Aporta seguridad emocional y confianza, al sentirse comprendidos a la hora de compartir canciones.

Estos son algunos de esos beneficios que desde nuestra Escuela de Música consideramos muy importantes. En el caso de los niños, además de ser una actividad extraescolar, las clases de música pueden aportar grandes beneficios. Y lo más importante, aprender a tocar un instrumento es muy muy muy divertido.

Adultos

  1. Reduce la ansiedad
    Tanto escuchar música como practicar puede reducir los niveles de ansiedad. Permite controlar la hormona relacionada con el estrés y mejorar nuestro estado de ánimo.
  2. Protege el envejecimiento cerebral
    Según varios estudios, practicar un instrumentos reduce los efectos del deterioro mental que se asocian con el envejecimiento. Además, favorece que seamos personas más positivas.
  3. Potencia la memoria
    Al escuchar música se activan varias zonas del cerebro por lo que se procesa mejor la información. Varios informes han confirmado que escuchar música o tocar un instrumento favorece que retengamos mejor los datos y, por tanto, la memoria.
  4.  Contribuye a reducir el dolor
    Gracias a la música, hay terapias que favorecen la liberación de endorfinas que actúan como analgésicos naturales. Esto nos ayuda a que los dolores sean menos agudos.
  5. Ayuda en desórdenes neurológicos
    Tales como el Alzheimer, Parkinson o Autismo. Además, la música es como un gimnasio para el cerebro, ya que aumenta la comunicación neuronal, la elasticidad y la plasticidad del órgano.

Aspectos muy interesantes que hay que tener en cuenta. Sin embargo, desde nuestra Escuela de Música creemos que estos factores son complementarios. Lo importante a la hora de apuntarse a clases de música es que nos atraigan aprender un instrumentos y que tengamos ganas de disfrutar. El resto llegará sobre la marcha en función de las ganas que tengamos de dejarnos llevar por la música.

¡Gracias por leernos!